16.06.2011 12:12

8 Consejos para iniciar un negocio en China

Es un hecho seguro que en China existen más de 1.3 billones de clientes potenciales pero cualquiera que haya tenido la experiencia de abrir un negocio en China estará de acuerdo en que también existen billones de problemas potenciales. Es de sabios seguir consejos, sobre todo cuando uno es un valiente emprendedor en tierras extranjeras:

 

 1. “Cuentas con más de una opción para dar de alta tu negocio”

La presencia de tu negocio en China puede ser en forma de una empresa extranjera al cien por ciento, mejor conocido como un WFOE (Wholly Foreign Owned Enterprise), un joint venture contractual, una empresa conjunta de capital, una oficina de representación o una representación local por un tercero (secretario local y las empresas de servicios de representación).

 2. “Tu negocio en China puede estar establecido como una representación de tu empresa en Hong Kong

Establecerse en Hong Kong ofrece atractivos beneficios en cuanto al pago de impuestos y la velocidad y menor grado de dificultad en la que se llevan a cabo los trámites de registro. También ofrece una mayor flexibilidad para la incorporación de socios y en el caso necesario, realizar modificaciones estructurales posteriores a la apertura.

 

3. “Se cuidadoso al definir el ámbito de negocio”

La Comisión China de Desarrollo y Reforma podría prohibir, restringir, permitir o fomentar tu negocio basándose en su clasificación y alcance. Es muy importante definir cuidadosamente tu ámbito de negocio para obtener los permisos necesarios. También toma en cuenta que cada licencia de negocio tiene un costo y está directamente relacionado con el tipo de inspecciones que este requiera.

Por ejemplo, si decides abrir un restaurante tienes que tomar en cuenta, aparte de la licencia para vender productos alimenticios, la licencia para vender bebidas alcohólicas y contar con un permiso que determine específicamente tu horario de operación y estar preparado para recibir las inspecciones de seguridad e higiene correspondientes.

 

 4. “Selecciona la ubicación adecuada para tu operación en China”

Recuerda que China es un país muy grande y no te limites a Beijing y Shanghái que ya se encuentran saturados de negocios extranjeros, existen varias grandes ciudades que se encuentran en crecimiento en donde es posible que a pesar del creciente poder adquisitivo de la población y su interés potencial por tus productos o servicios aun no exista la oferta de estos.

También es importante que consideres que aunque a partir del 2008 China abandonó su tasa de impuesto preferencial para las inversiones de empresas extranjeras, algunas áreas siguen ofreciendo políticas preferenciales para los inversores extranjeros en términos de renta, adquisiciones, contratación de personal y de gestión de impuestos locales entre otras.

 

 5. “Confirma el capital social mínimo para tu operación en China”

El gobierno chino exige cierto monto de capital social mínimo para los distintos tipos de empresas en función de su ámbito de negocio y la escala de operación. Es necesario confirmar con los organismos de gobierno local el capital social mínimo antes de tomar cualquier decisión.

 

6. “Consulta las cláusulas comerciales para la repatriación de beneficios a tu país”

Es posible que haya acuerdos comerciales entre tu país de origen y China con el fin de garantizar y maximizar la repatriación de beneficios.

 

7. “Comprende plenamente las responsabilidades de los empleadores en China”

China cuenta con estrictas leyes para empleadores foráneos en lo relacionado a contratos de empleo, despidos y aumento salarial. Sin un conocimiento preliminar de estas leyes, puedes terminar gastando una enorme cantidad de tiempo y dinero por contratos mal estructurados y tener muchos problemas con empleados de bajo rendimiento. No olvides tomar en cuenta en tu presupuesto las prestaciones obligatorias.

 

8. “Lleva a cabo una exhaustiva verificación de crédito si vas a asociarte en un joint-venture”

Tus socios pueden no ser lo que dicen ser. China tiene una cultura de negocios en la cual es característico buscar mostrar su riqueza y estatus social, conducir coches de lujo, vestir trajes de diseñador, usar relojes de prestigio y aparentar ser dueño de una fábrica impresionante. Por lo tanto tus socios comerciales en China pueden parecer económicamente viables pero viven a base de préstamos bancarios y deudas personales.

—————

Volver